Logo de CCOO

Menu:

calendario

« Abril 2013 »
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Recientemente...

Buscador

Accesos directos

Quién soy?

pedrocosteras.canarias.ccoo.es

Este es el Blog de Pedro Costeras Nebreda, secretario de Organización de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias.

Entre 2009 y 2012 fue miembro del Consejo Económico y Social de Canarias, donde presidió la Comisión Permanente de Empleo y Formación Profesional. En este periodo también fue miembro del Consejo Asesor del Presidente del Gobierno de Canarias en materia Económica y Social.

Es Técnico de Mantenimiento de Aviones. Afiliado a CCOO desde 1988, inició su actividad sindical en la Sección Sindical de Iberia "La Muñoza", Madrid, y desde 1989 en la Sección Sindidal de Iberia en Gran Canaria.

Su trabajo sindical se desarrolló entre 1992 y 2009 en la Federación de Comunicación y Transporte de CCOO Canarias (actual Federación de Servicios a la Ciudadanía) donde desempeñó diversos cargos.

Entre febrero de 2009 y enero de 2013 fue secretario de Política Institucional de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras Canarias.

En la Actualidad es miembro de la Comisión Ejecutiva de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Canarias, donde desempeña el cargo de secretario de Organización.

Categorias

Links

Sindicacin

RSS 0.90
RSS 1.0
RSS 2.0
Atom 0.3

La reforma laboral machaca la negociación colectiva

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 22 Julio, 2010 10:22

Hasta ahora los convenios colectivos de sector fijaban unas condiciones laborales mínimas que podían ser mejoradas en el ámbito de la empresa. Sin embargo, la reforma laboral da la vuelta a este principio básico permitiendo que, a nivel de empresa, puedan empeorarse estas condiciones mínimas. Esto es, posibilidad de empeorar las condiciones de trabajo en el ámbito que el empresario controla mejor, donde ejerce con menos limitaciones su poder. Allí donde tiene más capacidad para influir en la posición de los trabajadores y trabajadoras. Para echarse a temblar.

 

Esto se hace, teóricamente, para que prevalezca la negociación en la empresa sobre el sector. Una vieja aspiración de la derecha política y económica, que realmente no persigue otra cosa que la individualización de las relaciones laborales entre empresario y trabajador. Como si empleadores y empleados estuvieran en igualdad de condiciones. Como soltar gacelas a los leones, al fin y al cabo ambos tienen el mismo número de extremidades para correr, pues algo parecido. Una vieja aspiración de la derecha que viene a conceder a la patronal un gobierno supuestamente de izquierdas. Las vueltas que da la vida.

 

El peso y el poder de la negociación colectiva en el ámbito de la empresa. Así es como nos lo venden. Pero también es falso. No se potencia el valor de los acuerdos y pactos de empresa. Todo lo contrario. En la práctica los acuerdos alcanzados en éste ámbito pierden todo su valor. El resultado es que allí donde el empresario tenga la posibilidad de convencer a la representación de su plantilla para empeorar el convenio del sector podrá hacerlo. Sin embargo, allí donde la representación de la plantilla haya tenido la capacidad de negociar acuerdos y pactos de empresa, el empresario podrá anularlos a su antojo. Negocio redondo, el juego en el que los trabajadores siempre pierden y nunca ganan.

 

Esto no nos lo explica el Gobierno, pero es así. Con la reforma laboral allí donde realmente funcionan los Comités de Empresa o los Delegados de Personal y existen pactos y acuerdos de empresa, éstos pueden ser barridos de un plumazo por el empresario sin necesidad de acuerdo alguno con la representación de la plantilla. Curiosa manera ésta de reforzar el papel de la negociación en el ámbito de la empresa.

Debe ser ésto a lo que llaman flexiguridad. El término se entiende muy bien. Plantillas flexibles (posibilidad de empeorar los convenios sectoriales y de anular los pactos de empresa) y seguridad para el empresario frente al trabajador. Si que está bien la reforma laboral ésta. Que me guarden una cría.

 

En definitiva, la reforma laboral le da la vuelta  a la negociación colectiva como si fuera un calcetín. A la negociación colectiva, que hasta ahora ha tenido la utilidad de fijar las condiciones de trabajo entre empresarios y trabajadores por la vía del acuerdo. Con una enorme riqueza de contenidos, utilizando el mejor de los métodos disponible en democracia, el diálogo. Estamos, como mínimo, ante una grave imprudencia, remover las bases de la negociación colectiva por la vía de la imposición desde el Gobierno. Un experimento muy arriesgado con un mecanismo que forma parte de nuestros valores democráticos, y que resulta irrenunciable para la clase trabajadora, el derecho a negociar acuerdos, pactos y convenios, y la garantía de que sean para cumplirlos.

 

Señores del Gobierno, los experimentos, con gaseosa. Mejor nos vamos a la Huelga General, y que retiren todo esto.

Pedro Costeras.

21 de julio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (5). Retroenlaces:(0). Enlace

El regalo de José Saramago a Comisiones Obreras

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 18 Julio, 2010 20:49

 

“Frente a la soberbia del sistema, invoquemos nuestro derecho a la crítica y nuestra protesta. Ellos no lo saben todo. Se han equivocado. Nos han engañado. No toleraremos ser sus víctimas.”

 

 

Así concluía José Saramago su análisis sobre el paro y la situación económica, sobre la crisis, en el artículo que escribió amablemente el Premio Nóbel para el periódico Tribuna de los Servicios a la Ciudadanía en diciembre de 2009. Se trata de un regalo, una auténtica joya con la que nos obsequió a CCOO y que hoy, que se cumple un mes de su muerte, quiero recordar en señal de respeto y agradecimiento.

 

 

Para leer el artículo, cosa que recomiendo, hay que pinchar en éste enlace para acceder al número 3 de la revista Tribuna de los Servicios a la Ciudadanía, que es la publicación de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO. Una vez dentro de la revista, solo hay que mover los cursores para llegar a la página 19, donde se encuentra el artículo titulado; “No al paro”:

 

http://issuu.com/fsc-ccoo/docs/tribuna3?viewMode=magazine&mode=embed&documentId=

080311154822-183d3d8334a544518a0d5e324f2543d4&layout=

http://www2.fct.ccoo.es/issuu/themes/basicGrey/layout.xml

 

 

José Saramago en este artículo se pregunta si los mismos que han causado la crisis son los más apropiados para sacarnos de ella. Hace un juicio cargado de fuerza y de razón sobre la inmoralidad de que los efectos de la crisis recaigan sobre los más débiles. Los más débiles, los olvidados, aquellos que poblaron toda su obra y a los que él nunca olvidó. Es un artículo cargado de compromiso, con una enorme clarividencia. Una invitación a ejercer la crítica y la protesta. Sin duda, Saramago sabía muy bien que solo con presión social se podría corregir la tendencia económica. Que solo con presión social se conseguiría evitar que los poderosos que causaron la crisis se beneficien más de ella a causa del sufrimiento de las personas que lo están perdiendo todo.

 

 

Muchas Gracias, Saramago. Hasta siempre.

 

 

Pedro Costeras.

18 de julio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

El chollo del despido barato

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 15 Julio, 2010 16:31

 La reforma laboral que acaba de aprobar el gobierno central no solamente facilitará y abaratará el despido en los nuevos contratos de fomento de la contratación, esos de 33 días, sino que facilita y abarata el despido de todas las personas, en todos los empleos.

 

Rebajar el despido no creará más empleo, todo eso no es más que una mentira. Solo se creará empleo cuando se recupere la actividad económica, y el Gobierno de Zapatero no ha tomado ni una sola medida tendente a esta recuperación. Al contrario, reconoce que creceremos menos.

 

Claro que creceremos menos, el principal problema de las empresas no es el coste del despido, sino el acceso al crédito. Sin embargo, no se toma ni una sola medida para que los bancos liberen crédito, ni una medida para estimular la actividad económica y el consumo, pero sí para abaratar y facilitar el despido, para crear más incertidumbre y que se consuma menos aún ¿Alguien que no esté pensando en despedir a alguien entiende esto?

 

Se trata de hacernos creer a los y las que vivimos de nuestro trabajo, estamos en el paro, o somos pensionistas, que somos privilegiados, para justificar medidas que solo favorecen a los privilegiados de verdad. Nadie está a salvo de los recortes, salvo los que causaron la crisis, que ahora bien se aprovechan de ella.  

 

Ante esta situación hay que revelarse, porque la ambición de recortar los supuestos privilegios de la clase trabajadora no tiene fin. Quien pide los recortes es el capital y el mercado, y ni uno ni otro conocen límites. O decimos basta con respuesta social, o no habrá límite.

 

Con la Reforma Laboral los despidos de todos los empleos, independientemente del tipo de contrato, se rebajan en la práctica de 45 a 20 días por año trabajado, ya que se reducen notablemente las causas y condiciones para que las empresas nos dejen en la calle, ya sea con despidos colectivos, o por causas objetivas. Hasta ahora, estos despidos baratos de 20 días, solo se podían hacer con el fin de garantizar el futuro y la viabilidad de la empresa. Requerían una amplia justificación en la que la empresa debía demostrar fehacientemente que pasaba por graves dificultades que comprometían el resto de los empleos. Ahora, sin embargo, basta con que las empresas tengan pérdidas, aunque éstas no comprometan el proyecto empresarial, o basta simplemente con alegar que se trata de prevenir una futura evolución negativa, el despido preventivo, para que nos pongan en la calle con 20 días de indemnización, con un tope de 12 mensualidades. El trabajo a precio de saldo. Un sacrificio más a los débiles, estéril e innecesario.

 

De hecho, ante dificultades económicas, de producción u organizativas, le resultará al empresario mucho más sencillo despedir que modificar las condiciones de trabajo de una parte de la plantilla. Deja así de ser el despido la última opción para atajar una situación cada vez menos adversa, y se convierte en la primera opción, más sencilla y barata. Toda una perversión, una inversión de los principios del derecho laboral, dejar de tutelar al trabajador ante la empresa, para pasar a tutelar al empresario frente al trabajador.

 

Estando así la cosa, mejor nos vamos a la Huelga General y que retiren todo esto.  

 

Pedro Costeras.

15 de julio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (5). Retroenlaces:(0). Enlace

Barcelona 10 julio de 2010. Si hubiera podido, habría estado

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 11 Julio, 2010 10:32

 

Enorme la manifestación de ayer en Barcelona en defensa del Estatuto de Cataluña y de la soberanía popular, un millón de personas, impresionante.

 

Sin ninguna duda, si ayer hubiera estado en Cataluña, habría asistido a la manifestación a favor del Estatuto legítimamente aprobado por el pueblo catalán y español. Allí habría estado, junto a mis compañeras y compañeros de CCOO de Cataluña, en defensa de las libertades por las que tanto lucharon los que nos precedieron llevando las mismas siglas que nosotros.

 

Habrá que respetar la sentencia del Tribunal Constitucional, pero no necesariamente compartirla. Considero que no parece apropiado que un Tribunal, por muy constitucional que sea, contradiga así la voluntad popular. La soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado. Por tanto, no parece razonable que un poder se superponga así a otro ignorando la decisión soberana del pueblo, expresada a través de sus instituciones democráticas, tanto en el marco de Cataluña, con en marco del resto del Estado. Los sectores conservadores plantean la cuestión como si se tratara de revocar una decisión únicamente de las instituciones representativas del pueblo catalán, pero merece la pena recordar que se trata también de revocar las decisiones de las instituciones representativas del pueblo español, aquel en el que reside la soberanía nacional. Aunque sea una obviedad recordarlo, la Ley del Estatuto de Autonomía de Cataluña fue aprobada en el Parlamento de Cataluña y también por las Cortes Generales del Estado, en marzo de 2006 por el Congreso de los Diputados, y en mayo de 2006 en el Senado.

 

Imagino la indignación de los ciudadanos catalanes que ven como la voluntad de su parlamento, que les representa legítimamente, y la expresión de las urnas en el referéndum de ratificación, parecen no tener valor. Pero yo que no soy catalán, que he nacido en Madrid, y que soy canario por decisión propia, como ciudadano del Estado español  me siento profundamente decepcionado. Me siento decepcionado y no entiendo cómo después de que las instituciones que me representan ya hayan decidido, una Ley con un consenso tan amplio como ésta pueda ser mutilada de esta manera. Así es muy difícil integrar lo diverso en un estado con múltiples realidades nacionales. Por cierto, me parece que deberíamos aprender todos y todas de las capacidades de las catalanas y los catalanes para integrar y construir consensos con el apoyo de todos los sectores; político, económico, social, por la ciudadanía en general.

 

Si se pretende reducir el debate sobre el Estatuto de Cataluña a la única cuestión de que Cataluña sea o no una nación, me parece que no hay debate. Cataluña no solo es una nación, sino que ya era un Estado antes de que existiera el Estado español y la misma Castilla. No debe tratar el debate de negar lo evidente, sino de asumir y respetar lo evidente. Los que intentan uniformarnos probablemente sean los que menos estén contribuyendo a aglutinarnos. Yo creo que somos capaces de ir construyendo un modelo de Estado en el que todas las naciones, pueblos, regiones y nacionalidades que lo componen puedan sentirse a gusto e integradas, pero para eso es necesario el reconocimiento mutuo y, sobre todo, el respeto.  

 

Algo parece que no funciona del todo bien cuando los mercados financieros comienzan a tener más autoridad que los gobiernos legítimamente elegidos, y cuando los tribunales aparentan ser más poderosos que los parlamentos que representan la voluntad y la soberanía del pueblo.

 

Pedro Costeras.

11 de julio de 2010.

Categora: Opiniones, Manifestaciones, concentraciones y otros eventos . Comentario: (2). Retroenlaces:(0). Enlace

El Gobierno de Canarias empeora la Reforma Laboral

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 08 Julio, 2010 11:21

Al Gobierno de Canarias y a las patronales canarias el Plan de Ajuste de Zapatero, cargando sobre pensionistas, empleados públicos, y personas dependientes, parece que les sabe a poco. Como al Gobierno de Canarias y a las patronales de Canarias la reforma laboral, que abarata y facilita los despidos, parece que les sabe también a poco, han aprobado políticas activas de empleo en contra del criterio de los sindicatos, y en contra de lo acordado en el Pacto social, para que en los mismos empleos unos trabajadores puedan sustituir a otros. Medidas que no contribuirán a que se reduzca el desempleo, pero sí contribuirán a que los empleos sean cada vez más precarios y que lleguen menos rentas a la clase trabajadora. Por tanto, estamos ante medidas no destinadas al estímulo del consumo, ni de la actividad económica y que en nada contribuirán a disminuir el paro. Menudo panorama en la Comunidad Autónoma donde más ha crecido y crece el desempleo.

Los sindicatos, las patronales y el Gobierno de Canarias habíamos pactado ayudas para la contratación de jóvenes en nuevos empleos que evitaban las sustituciones, ya que lo contrario, supone en la mayoría de los casos, subvencionar los despidos. El dinero público que se destina a una medida, ya no puede después dedicarse a otra cosa. Ya está gastado, y no parece muy razonable aprobar medidas dirigidas a la creación de nuevos empleos que terminen financiando despidos en vez de empleos. Desperdiciar así el patrimonio que supone el esfuerzo de las partes para construir el acuerdo y el consenso no parece muy sensato, y devalúa el diálogo social.   

En el Pacto Social por la Economía y el Empleo en Canarias, sindicatos, Gobierno de Canarias y Patronales, lo que habíamos acordado eran una serie de subvenciones a las empresas para estimular empleos de nueva creación, incluyendo limitaciones y garantías para evitar la sustitución de las actuales plantillas no subvencionadas, por nuevas plantillas sí subvencionadas y más precarias.

A pesar de que en el Pacto Social se acordara esta garantía de no sustitución para todas las ayudas a las nuevas contrataciones, el Gobierno de Canarias acaba de hacer público un programa de contratos para jóvenes titulados de Formación Profesional y superior, que permite, fomenta, y alienta estas sustituciones. Lo que, de no corregirse, supondría una autentica perversión en la aplicación e interpretación de los acuerdos del Pacto Social.

Estas subvenciones de 400 Euros al mes para contratar a jóvenes son compatibles con otras como, por ejemplo, la ayuda a la empresa equivalente a los costes de la Seguridad Social. Por tanto en Canarias, donde tanto abundan los salarios mil euristas e inferiores, la suma de estas dos subvenciones supondrá un ahorro del 50% de los costes salariales. Esto es muy positivo ya que bien regulado hubiera servido para estimular la formalización de nuevos contratos. Pero claro, también con solo 3,2 meses de subvención se abonaría una indemnización por despido de un año de antigüedad a 45 días, de esas que ya no va a cobrar casi nadie. Al no incluirse las medidas de garantía pactadas que eviten el cambio de unos trabajadores y trabajadoras por otros y otras, la sustitución de trabajadores se convierte, a partir de ahora, en un chollo para ahorrarse antigüedades, y para sustituir empleos estables por precarios. Si a esto le sumamos la facilitación del despido y su abaratamiento por la reforma laboral del Gobierno central, la situación se complica bastante en Canarias.   

Cuando los gobiernos y los empresarios coinciden en que la prioridad para salir de la crisis no pasa por atajar el desempleo, liberar el crédito, y estimular el consumo y la actividad económica. Cuando la alianza de capital y poder entiende que lo prioritario es empeorar la situación de los trabajadores para que consuman menos, y despedir más, para que tributen menos personas y sea más difícil pagar la deuda pública. Cuando esta sagrada alianza se consolida, se le ocurren  ingeniosas iniciativas para que las cosas puedan empeorar más aún. Tanto es así que el Gobierno de Canarias se ha propuesto empeorar la reforma laboral y, con el apoyo incondicional de los empresarios, lo está consiguiendo. Más motivos tendremos pues, en Canarias, para secundar la Huelga General del 29 de Septiembre.

Pedro Costeras.

8 de julio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Manifestación del 30 de junio en Las Palmas de Gran Canaria

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 01 Julio, 2010 18:28

Al inicio por detrás de la Cabecera

La manifestación en contra de la reforma laboral y del plan de ajuste presupuestario del Gobierno celebrada en Las Palmas de Gran Canaria el 30 de junio fue todo un éxito. Estamos calentando motores y no se nos da nada mal.

En el camino de la huelga general del 29S quedan todavía muchas asambleas en los centros de trabajo, muchas noches de pegadas de carteles por delante, muchas horas de información y de debate con las compañeras y los compañeros, con la ciudadanía en general. El camino hacia esta huelga general va a ser duro como lo fue en las demás, somos casi el único obstáculo entre el capital y los poderes, así que no nos lo pondrán fácil.

¿Recuerdan que en la huelga del 2002 hubo medios de comunicación que abrían con titulares en los que no había habido huelga? Esto no es nada nuevo, ya estamos acostumbrados, nos preocupa poco.

Hoy día 1 de julio ha habido medios de comunicación que han publicado que en la manifestación de ayer hubo 500 personas, incluso 400. Nosotros nos partimos de risa con estas cosas. Está claro que en la información puede haber distintos puntos de vista, distintas interpretaciones en función de la línea editorial o, en la mayor parte de los casos, de los intereses económicos de la empresa. Pero faltar a la verdad, queridos y queridas, eso ya es otra cuestión que se llama de otra manera. En cualquier caso, estamos en plena lucha de intereses de clase y esto forma parte del juego, lo sabemos, lo esperamos, y lo sabemos combatir. Cuando la cabecera de la manifestación estaba a la altura de Obispo Rabadán, la cola estaba terminando de salir del Parque de San Telmo, y para llenar esta extensión de calle de manifestantes hace falta bastante más de 400 personas. Quien lo dice lo sabe perfectamente, por eso no hace alusión a las cifras de la policía local, ya que una trola así es mejor, al menos, no ponerla en boca de otros. En la manifestación de ayer hubo con toda seguridad bastante más de 3000 personas, los y las que allí estuvieron lo saben, pero para los que no tuvieron la posibilidad de acudir, aquí les cuelgo una serie de fotos de distintos tramos de la marcha.

¡Hacia la Huelga General!

Nutrida pancarta de la Federación de Servicios a la Ciudadanía

 

Muy buena presencia del Sindicato Insular de Comercio y Hostelería

 

La aguerrida Federación de Industria en formación

 

Intervención de Fonte, Secretario General de UGT Canarias

 

Intervención de Juan Jesús Arteaga, Secretario General de CCOO Canarias

 

 

 

 

 

Categora: Opiniones, Manifestaciones, concentraciones y otros eventos . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Una salida justa a la crisis es posible y necesaria.

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 01 Julio, 2010 09:29

 

Imagen de la cabecera de la manifestación de ayer 30 de junio en Las Palmas de Gran Canaria.

Las medidas de ajuste para reducir el déficit público, esas que el G20 dice que cada uno se las busque como pueda, están siendo utilizadas por los poderes económicos, a todos los niveles, como una oportunidad para avanzar posiciones. Los intereses del capital confluyen cuando se trata de crear condiciones para explotar mejor a la clase trabajadora, y de restar capacidad de decisión a los gobiernos que, al fin y al cabo, elegimos una ciudadanía mayoritariamente asalariada.

Era del todo imposible que el club de los países más influyentes del mundo, el que agrupa a los más ricos y a las economías emergentes, se pusiera de acuerdo para encontrar una fórmula que combinara la reducción de la deuda y la estimulación de la economía. Es decir, tranquilizar supuestamente a los mercados sin renunciar a intentar un cierto crecimiento económico, y al mantenimiento y recuperación de unos ciertos niveles de empleo. Esto no ha sido posible porque los que causaron la actual crisis, los mercados financieros e inmobiliarios, no quieren ni necesitan que nadie les tranquilice, sino que ya tienen un escenario de salida de la crisis muy claro. Un escenario de salida de la crisis, sin ninguna prisa, que pasa por un empobrecimiento generalizado de la clase trabajadora, y un trasvase de soberanía desde los pueblos hacia los mercados. El avance económico y político del capital, esa es la salida de la crisis que diseñan y aplican los llamados mercados.

En este escenario, sería de esperar que la socialdemocracia, en Europa y en todo el mundo, se significara en la contraposición de propuestas alternativas, o al menos de  matices de importancia ante este ataque, pero no es así. Muy lejos de esto, dejando a la ciudadanía en una cierta orfandad ante los poderes económicos, las socialdemocracias están asumiendo políticas regresivas e injustas reanunciando, allí donde detentan el poder, al estimulo del crecimiento y del empleo.

Es una pena que estas políticas tengan como objetivo reducir a la mínima expresión el derecho del trabajo, empeorando las condiciones de vida de la clase trabajadora. Es una pena que estas medidas sean absolutamente intercambiables entre gobiernos de derechas y supuestamente de izquierdas. Ante esta situación el movimiento sindical y la ciudadanía se enfrentan a una batería de medidas, que aquí y ahora plantea el PSOE, pero que también plantean los gobiernos conservadores, por ejemplo en el Reino Unido. Por esta razón, la única forma de parar este ataque es la respuesta social y la movilización, con una Huelga General muy bien situada en la jornada europea de lucha del 29 de septiembre.

La respuesta social comenzó en Canarias y en el resto del Estado con las Manifestaciones del 8 de junio, continuaron ayer con las manifestaciones y concentraciones en todas las Comunidades Autónomas, e irá creciendo en intensidad hasta culminar con la Huelga General del 29 de septiembre, que con toda seguridad será un éxito de toda la ciudadanía, con el que se conseguirá la retirada de la reforma laboral y la modificación del plan de ajuste presupuestario. No está de más recordar que hasta ahora todas las huelgas generales realizadas en España han conseguido la práctica totalidad de sus objetivos, merecerá la pena el ensayo una vez más, porque una salida más justa a la crisis no solo es posible, sino que también es necesaria.

Pedro Costeras.

1 de julio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (1715). Retroenlaces:(0). Enlace

Más despidos y más paro, la ecuación perfecta del Gobierno

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 16 Junio, 2010 19:43

 

Este es el texto del comentario que he leído esta mañana en una emisora de radio de Gran Canaria: 

 

 

 

Por fin el Gobierno central ha planteado su ecuación para salir de la crisis. En primer lugar, el gobierno del PSOE, ha considerado que lo mejor para luchar contra el paro es no considerar el paro como prioridad, sino ajustarse, a cualquier precio, a la reducción del déficit público que dictan los bancos. Para esto, claro, da igual crear más paro reduciendo la capacidad de consumo de 11 millones de personas.

En segundo lugar, a pesar de que sus ajustes vengan a reducir el crecimiento económico medio punto por debajo de lo previsto, el Gobierno ha decidido que la gran patronal y los bancos tienen razón, y que lo mejor para reducir el desempleo es reducir el valor del trabajo. Que se despedirá menos con el despido más sencillo y más barato. Que se despedirá menos, y se contratará más, con salarios más baratos, y que para conseguir esto último es mejor que los convenios colectivos puedan ser no aplicados por las empresas a su antojo. Esta es la Reforma Laboral que acaban de aprobar, bien ajustada a las peticiones de la gran patronal, como un traje a medida.

Para ajustar el déficit, según el Gobierno, no hay que revisar la política fiscal para hacerla más progresiva, ni hay que actuar sobre los 60.000 millones de fraude fiscal que estiman los propios inspectores de Hacienda. No, no hay que hacer nada de eso, ya que podrían incomodarse los mercados. Por el contrario, lo que hay que hacer es recortar los salarios de los empleados públicos y de los pensionistas, porque ésta es la solución más progresista y más avanzada, la más apropiada para un gobierno socialista.

Para finalizar la jugada, ni hablar de una reforma del sistema financiero, que permita que se libere el crédito a las pequeñas empresas, para que puedan continuar la actividad. No, nada de eso, porque el acceso al crédito no es el mayor problema que tienen las empresas, sino que, al parecer, lo es el precio del despido. Que por lo visto hace falta despedir más, y más barato, para crear más empleo.

¿Sabían Ustedes que es una absoluta falsedad que se cree más empleo con salarios y despidos más baratos? ¿Sabían Ustedes que Canarias es la Comunidad Autónoma con los costes salariales y los despidos más baratos de todo el Estado? ¿Sabían Ustedes que, a pesar de esto, somos las Comunidad Autónoma donde se ha despedido más y más ha crecido el paro?

El Gobierno de Zapatero plantea así la ecuación perfecta; recorte de inversiones, recorte de las rentas de los más débiles, recorte del valor del despido, y devaluación de los convenios para que también se reduzcan los salarios. Muy buena forma ésta de favorecer el consumo. Ni una sola medida destinada a estimular la actividad económica, y sin crecimiento económico, ya pueden hacer todas las reformas laborales que quieran, que no se creará empleo. Si la incógnita es la salida de la crisis, con esta ecuación no se despeja. Menuda ecuación perfecta.

Con esta serie de ataques a la clase trabajadora el Gobierno socialista le está haciendo un buen trabajo a los bancos y a la patronal. Los ajustes presupuestarios y la reforma laboral no servirán para salir de la crisis, pero, desde luego, si no lo impedimos con movilización social, sí que servirán para que, cuando quiera que la crisis termine, los bancos y la patronal hayan avanzado espectacularmente sus posiciones a costa del retroceso del bienestar social, y a costa de cesión de soberanía democrática a favor de los mercados. Razones no faltan para las manifestaciones del 30 de junio, ni para la Huelga General del 29S.

Que tengan un buen día.

 

Pedro Costeras.

17 de junio de 2010.

 

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Respuesta social

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 10 Junio, 2010 22:39

 

 

Muy buena respuesta la que dio la ciudadanía el martes 8 de junio en las manifestaciones convocadas en Canarias por los sindicatos. Muy buena respuesta ante unas medidas que no solamente afectan a los empleados públicos, sino a toda la sociedad. Un paquete de medidas que, además, promete ser solo el inicio de una sucesión de ajustes y ataques contra los más débiles, y todo ello al dictado de los bancos. Menudo papelón para un Gobierno que dice ser socialista.

Me consta la buena respuesta que obtuvimos en las siete convocatorias, muy meritorias todas ellas, y muy destacables las de Gran Canaria y Tenerife. Solo daré algunos detalles de la manifestación de Las Palmas de Gran Canaria, ya que es a la que acudí. Esta manifestación hizo su recorrido entre el Parque de San Telmo y la Delegación del Gobierno central, en la Plaza de la Feria. Hubo mucha asistencia. Cuando faltaban escasamente 50 metros para que la cabecera llegara al final del recorrido en la Plaza de la Feria, pude comprobar cómo la cola se encontraba aún en San Telmo, en la esquina de Maya, más atrás aún del punto de salida. Todo el recorrido se llenó completamente de manifestantes, al menos 8.000, y eso es una gran manifestación en esta ciudad. Debemos felicitarnos, y felicitar a la Dirección Provisional de la Unión Insular de Gran Canaria, que se estrena con esta prueba de fuego, y que ha tenido muy buen estreno. 

Las manifestaciones del martes en Canarias fueron mucho más que manifestaciones de empleados públicos. Estas manifestaciones fueron una importante respuesta social a la agresión antisocial del gobierno. La primera de las muchas que se avecinan.  

La ciudadanía entiende perfectamente que no es razonable tomar medidas para reducir el déficit público que nos alejen de la lucha contra el paro. La ciudadanía entiende perfectamente que estaremos en condiciones mucho peores para pagar la deuda pública si aumenta más aún el número de parados.  

La ciudadanía entiende perfectamente que reduciendo la capacidad de compra de 11 millones de pensionistas y empleados públicos se reducirá el consumo, disminuirá la actividad económica y crecerá el paro. De hecho, el propio gobierno ha reconocido que creceremos medio punto menos de lo previsto.  

La ciudadanía entiende perfectamente que el Gobierno debe luchar contra el fraude fiscal, que debería ya haberse hecho una reforma fiscal que haga nuestras imposiciones más progresivas, justo como dice la Constitución, en el que paguen más los que más tienen, y no al revés. 

La ciudadanía entiende perfectamente que solo se creará empleo cuando se recupere la actividad económica, y que para eso no se precisa abaratar el coste de los empleos, sino, sobre todo, liberar el crédito. Un crédito  secuestrado por los bancos a los que hemos inyectado nuestro dinero para asegurar su estabilidad.   

La ciudadanía entiende perfectamente que sería razonable poner condiciones a los bancos a los que hemos pagado grandes cantidades de dinero público, de dinero de todos. Poner condiciones para que estos bancos moderen sus beneficios, y hagan fluir el crédito hacia las familias y las pequeñas empresas. La ciudadanía no entiende, desde luego, que estos bancos sean los que nos impongan sus condiciones a la sociedad. Condiciones para comprarnos deuda. Condiciones para prestarnos el dinero que nosotros, con nuestros impuestos, ya les hemos prestado antes a ellos; el mundo al revés. La ciudadanía entiende a la perfección que deben gobernar los gobiernos que hemos elegido, y no los bancos. 

Estamos en el inicio de una larga campaña de movilizaciones que irá subiendo en intensidad, y que nos conducirá, casi con toda seguridad, a la Huelga General.  

En Canarias hay respuesta en la calle. Es la respuesta social. Una respuesta social proporcionada ante una agresión general, que afecta a todos y a todas. Coalición Canaria, cómplice en el Congreso de los Diputados de las medidas equivocadas y antisociales del Gobierno central, debería tomar buena nota.

 

Pedro Costeras.

11 de Junio de 2010.

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Recortes a los débiles, y más años de crisis

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 03 Junio, 2010 05:33

Fuente de la Viñeta: "El Roto", Diario El Páis del día 25 de mayo de 2010

La idea de apretarse el cinturón para salir de la crisis sin entrar en más profundidades, es una frivolidad. En la situación actual, cualquier medida de ajuste no puede valorarse positivamente, si no se destina a fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo. La deuda pública siempre debe administrarse con prudencia, moderando el gasto y aumentando ingresos. Pero deben respetarse los valores máximos de democracia y soberanía popular; deben gobernar los gobiernos, y no los bancos.   

Gobernar es decidir, y toca decidir si nuestra mayor prioridad es reducir la deuda al 3% en 2013, como ya han decidido los mercados financieros que causaron la crisis, o si nuestro principal problema es reducir el desempleo. Si nuestro mayor problema es el desempleo, las políticas de Zapatero van en la dirección contraria y son completamente erróneas. En plena crisis, sin que consiga repuntar la actividad económica por el retraimiento del consumo interno y por el bloqueo del crédito, plantear medidas de recorte del gasto dirigidas a reducir las inversiones públicas, y la capacidad de compra de 11 millones de personas, es una barbaridad. En el mismo momento en que el Gobierno las hizo públicas, tuvo que modificar medio punto a la baja su previsión de crecimiento económico ¿Es ésta forma de luchar contra la crisis?   

No es presentable que un gobierno socialista apruebe medidas para reducir el déficit solo con recortes del gasto a la parte más débil de la sociedad, sin ninguna medida para aumentar los ingresos. Es precisa una reforma fiscal para que contribuyan más los que más tienen. Pero, en cualquier caso, aunque éstas medidas de recorte se hubieran acompañado del (comentado y desconocido) impuesto para los ricos, serían igual de erróneas. Serían igual de erróneas porque reduciendo inversiones y capacidad de consumo nunca favoreceremos el crecimiento económico, ni tampoco crearemos las condiciones para pagar deuda. Porque se ingresa menos con más paro, y las medidas de zapatero no contribuyen ni al crecimiento, ni al empleo.

Para más INRI, ayer Zapatero ha anunciado su decretazo de reforma laboral para el 16 de junio. Otra vuelta de tuerca más a los más débiles. Una agresión general que, de materializarse, tendrá una respuesta también generalizada. Porque la clase trabajadora ya no aguanta más recortes estériles al dictado de los bancos. Los mismos bancos a los que nosotros mantenemos y saneamos con dinero público.  

Es insoportable el empuje del mercado, que ya es el que gobierna y controla todo, casi hasta nuestras conciencias. Un empuje con el que pretenden convencernos de que estos males son necesarios para salir de la crisis. Pues no es así, esto es falso. Las políticas  del sector financiero, que dócilmente aplica el Gobierno, no son anticrisis. Se puede reducir la capacidad de consumo de más ciudadanos aún, y hacer la reforma laboral que se haga, que si no hay crecimiento económico no habrá empleo. Que dejen de engañarnos una y otra vez, y que liberen el crédito, que buena falta hace a las familias y a las pequeñas empresas.  

Estando así las cosas, probablemente en la huelga de empleados públicos del martes que viene estemos solo ante el comienzo de una movilización mucho mayor. De hecho, los recortes de Zapatero ya aprobados no afectarán solo a los empleados públicos, afectan a toda la sociedad. No están destinados a fomentar la actividad económica y, limitando el consumo, generarán más paro. Además, todo apunta a que estas medidas son solo el principio. Detrás vienen más recortes, porque cuando se gobierna al dictado del mercado, el mercado no tiene límites. Es por esto que les invito a todos y a todas, compañeros, compañeras, amigos y amigas, a mostrar su rechazo a estas medidas regresivas, que nos condenan a más años de crisis, y podremos hacerlo en las manifestaciones y concentraciones convocadas en todas las islas para la tarde del martes día 8 de junio, con arreglo a las siguientes convocatorias:

- Concentraciones ante las Delegaciones Insulares del Gobierno en El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote, a las 18:30.

- Manifestaciones en Gran Canaria y Tenerife, a las 18:30, con el siguiente recorrido:

      - Las Palmas de Gran Canaria, desde San Telmo - Muelle de Las Palmas - León y Castillo - Plaza de la Feria, finalizando con concentración ante la Delegación del Gobierno.

      - Santa Cruz de Tenerife, desde Plaza de los Patos - Av. 25 de Julio - Méndez Núñez, finalizando con concentración ante la Subdelegación del Gobierno.

 

Seguro que allí nos vemos. 

 Pedro Costeras

3 de junio de 2010

 

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Las medidas de Zapatero nos afectan a todos y no se dirigen a luchar contra la crisis.

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 20 Mayo, 2010 12:05

 

Merece la pena recordar, que hace un año al sector financiero europeo se le inyectaron 80.000 millones de euros públicos con el fin de darle estabilidad y confianza. Desde entonces el sindicalismo europeo ha insistido en la idea de la necesidad de introducir mecanismos de intervención y control, para garantizar una cierta moderación de sus beneficios, y para garantizar también que el crédito fluya para llegar a las familias y a las pequeñas empresas.

Pero esto es el mundo al revés, lejos de profundizar en estos controles hacia la banca, que recibe ingentes cantidades de dinero público, es el sector financiero el que pone condiciones a los gobiernos sobre cómo, y en qué, se debe gastar el dinero público. Como digo, el mundo al revés.

El sector financiero que ha causado la crisis, precisamente por la falta de controles democráticos sobre su gestión, lejos de ser controlado para que no se vuelva a repetir la situación, ahora es el que claramente controla a los gobiernos para no salir de la crisis ¿Hasta cuando? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Reducir al máximo el gasto público? ¿Para qué? ¿Para provocar una externalización y privatización mayor aún de los servicios públicos? ¿Para que los servicios públicos dejen de jugar su papel en la redistribución de las rentas más bajas, y que las familias se tengan que endeudar más aún con los bancos? Esta claro que la pugna entre soberanía popular y poderes económicos la ha perdido la soberanía popular, la han perdido las instituciones que nos representan, pero ¿Cuál es la siguiente pugna? ¿Tendrán que tener menos poder aún las instituciones democráticas para que los poderes económicos den una vuelta de tuerca más? Ésta perece que es la cuestión. Así que habrá que sonar las alarmas, ya que no se trata solamente del mayor ataque al estado del bienestar, que sería ya bastante grave de por sí, sino de la institucionalización del mayor avance conocido hasta ahora del poder económico sobre el poder político y la soberanía popular.

Una especie de vuelta, por la vía de los hechos, a los sufragios restringidos decimonónicos, en los que solamente se tenía derecho al voto a partir de un determinado nivel de renta y patrimonio. Ahora, sin embargo, puede Usted votar libremente independientemente de su nivel de renta, pero su Gobierno, sea el que sea, estará en manos de los mercados financieros internacionales. Se veía venir desde hace más de una década, pero ahora se manifiesta el proceso con toda su crudeza. Lo más frustrante es constatar cómo esta realidad impuesta por la derecha política y económica, es aceptada también, con la mayor de las naturalidades, por la socialdemocracia europea, dejando al sindicalismo en el Estado español y en toda Europa, en la más absoluta de las orfandades

El paquete de medidas anunciado por el Gobierno central, que hoy mismo, al parecer, comenzarán a tomar forma por la vía de las regulaciones concretas, se enmarca en éste proceso, en el que los gobiernos renuncian a satisfacer las necesidades de su ciudadanía, y se pliegan ante las exigencias de los poderes económicos. De hecho, ninguna de las medidas impuestas por el Presidente Zapatero va encaminada a atajar la crisis económica y reducir el desempleo.

La medida de Zapatero de reducir los salarios de los empleados públicos se enmarca en un ambiente general de rechazo a lo público, inducido por la derecha que ha ganado el debate de la cultura de los valores sociales. Este rechazo considera justificable que se les baje el salario a los empleados públicos. Al fin y al cabo, según este esquema, son unos privilegiados. Se pretende olvidar que la mayoría de los empleados públicos tiene salarios en torno a los 1.000 euros, y que una parte muy importante, ni siquiera llega a esta cantidad. En cualquier caso, los empleados públicos, que sienten una cierta seguridad en el empleo, a pesar de que sus salarios no sean como para tirar voladores, juegan un importante papel en la recuperación del consumo.

Además, mucho cuidado con la cultura de los privilegios. Según cómo se mire, si resulta que ahora es más importante reducir el déficit público que reducir el paro, y si todos asumimos que esa reducción tiene que venir por la vía de ajustar el cinturón a los de abajo. Hoy les toca a los empleados públicos que se supone que son unos privilegiados por tener empleo seguro, pero mañana puede tocar bajar el subsidio de los parados. Con esa filosofía del privilegio, igual los parados con subsidio son unos privilegiados, ya que también hay parados sin subsidio que lo pasan peor. También podría tocar mañana bajar todos los salarios, porque siguiendo esta teoría del absurdo, hay muchas personas que no tienen el privilegio de tener trabajo. También podría plantearse eliminar los contratos indefinidos, que también podrían considerarse un privilegio ya que hay una inmensa cantidad de personas que no los tienen. Esta cadena no tendría final. En definitiva, mucho cuidado con aceptar el discurso de que lo importante es que entre los de abajo nos apañemos para que no nos toque a nosotros sino al de al lado, porque al final, toca. Si la cuestión es recortar a los de abajo, toca todo, menos recortar a los de arriba.

Pero lo más perverso es que esta dicotomía en la que nos inducen sobre por dónde recortar, que te recorten a ti y no a mi, es absolutamente falsa. Esta carrera por recortar el déficit público en toda Europa, a una sola velocidad todos los países, para llegar en 2013 al 3%, es una locura absurda. En primer lugar es falso que nuestro mayor problema sea el déficit público. En segundo lugar es literalmente imposible que todos los países de la Unión lleguen al 2013 con el mismo déficit. Es una perversión, que solo beneficia a los más fuertes con potentes sectores exteriores, aplicar el mismo patrón a todos los Estados miembros. No se cumplirá, pero mientras tanto, en el Estado español somos más papistas que el Papa aplicando estas equivocadas medidas. Que mal que nos está viniendo la Presidencia Europea, que resultado más poco progresista, y más pobre.

El recorte de las retribuciones de los empleados públicos afectará a todos los niveles de la Administración. La Administración General del Estado parece que tiene muy claro que lo destinará a reducir déficit. Pero el Gobierno Central no tiene competencias para estipular el destino que le dan a este recorte el resto de las administraciones. Con lo que buena parte de los recursos que libere esta dura medida de recorte destinada al plan de estabilidad presupuestaria, podría terminar en cualquier otro plan en el ámbito local o de las Comunidades Autónomas, por ejemplo, amortizando la bajada de algún otro impuesto a las clases más acomodadas. Aquí lo dejo, no sea que el Gobierno de Canarias esté tomando nota.

Solo pagaremos la deuda de forma solvente aumentando los ingresos. Lo razonable sería realizar una reforma del sistema fiscal para avanzar en progresividad. Se trata de invertir los esfuerzos de forma que la presión mayor, que ahora soporta las rentas del trabajo, la soporte las rentas del capital, ya que tenemos un sistema en el que tributa más quien menos tiene, como lo de Robin Hood, pero al revés. Independientemente de que sea una perversión la relación en la que tributan capital y trabajo en el sistema financiero español, es más perverso aún que en los últimos años los impuestos indirectos, los que no contribuyen a distribuir la renta, estén incrementándose y los directos reduciéndose. Nos alejamos cada vez más de lo establecido en el Art. 31 de la Constitución que establece que el sistema tributario debe ser progresivo.

En cualquier caso, seguro que aumenta la tributación si aumenta el número de empleos. Lo llevamos muy mal con más de cuatro millones de parados para aumentar la recaudación y pagar deuda, muy mal ¿Será razonable llegar a 2013 con un déficit del 3% y, por ejemplo, 6 millones de parados? ¿No será más razonable intentar llegar a 2013 con un déficit, por ejemplo, del 10% con 2 millones de parados? ¿Qué es más fácil de asumir? ¿Cómo se tributa más? ¿Cómo se está en mejores condiciones para hacer frente a la deuda pública?

Todas y cada una de las medidas que ha adoptado el Gobierno de Zapatero son medidas procíclicas, contribuirán a disminuir la actividad económica y a que se genere menos empleo, una locura.

La medida de reducir la capacidad de consumo de casi tres millones de empleados públicos no es la más apropiada para promover la actividad económica. Es probable que esta medida afecte limitando la capacidad de consumo a las familias de otro colectivo muy numeroso de los que no tienen asegurado el empleo, los empleados de las empresas públicas o aquellos que sus salarios dependan de los presupuestos. Vamos empeorando, reduciendo la capacidad de compra de un colectivo aún mayor.

Después de las aclaraciones del Gobierno, y a expensas de las sorpresas que puedan darnos estos días con las regulaciones que concreten las medidas, queda claro que las pensiones se congelan en 2011. Este año tendremos IPC positivo, y probablemente el próximo también. Dejar la evolución de más de 6 millones de pensiones contributivas por debajo del IPC es una barbaridad, unas pensiones que son de las más bajas de Europa. Situar a un colectivo tan grande, con una capacidad de consumo tan limitada en esta posición de incertidumbre, será pernicioso no solo para la recuperación del consumo interno. Y digo incertidumbre, porque para materializar esta medida el Gobierno tiene que incumplir acuerdos de Seguridad Social incluyendo el Pacto de Toledo, que garantizaba, entre otras cosas, los incrementos de las pensiones de acuerdo con la evolución del IPC.

Las medidas del Gobierno introducen también confusión en el principio patrimonial del sistema de pensiones. Para ajustar el presupuesto, se incrementan precisamente las pensiones que dependen del presupuesto, y se dejan de incrementar las que dependen de la Caja de la Seguridad Social. Se realiza así una operación de ajuste de la contabilidad nacional vulnerando los principios de separación de fuentes, e introduciendo elementos de inseguridad en la arquitectura del sistema. El tránsito dubitativo del Gobierno por esta sinuosa línea, refleja una peligrosa debilidad política en la gestión de un sistema que garantiza un derecho básico, el derecho a la pensión. Recordemos que solo hace un año, el  diálogo social fracasó, entre otras razones, porque el Gobierno consideraba que las cotizaciones a la Seguridad Social podrían reducirse en un punto y medio porque, según ellos, el sistema lo soportaba. Sin embargo, solo un año después toman una medida en la dirección completamente opuesta, demostrando no tener nada claro en qué dirección quieren gestionar el sistema.

La más perversa de todas las medidas es la de reducir las inversiones en más de 6.000 millones de Euros. Estas inversiones son ahora más precisas que nunca. La cuestión no deber ser entrar en una manía persecutoria contra el mantenimiento de la deuda pública en unos límites razonables, sino ¿En qué se gasta esa deuda pública? La respuesta es que el déficit mejor utilizado es precisamente el que se destina a inversión, ya que se crean puestos de trabajo directos, e indirectos, aumenta el número de personas que tributan, y aumenta el consumo y la actividad económica. La reducción de inversiones anunciada es una especie de suicidio que nos sumergirá más en la profundidad de la crisis. Todo sea por plegarse a la voluntad de la banca y de los poderes económicos, al fin y al cabo, son los que gobiernan.

La medida del recorte de la cantidad de medicamentos, básicamente, es una chorrada. El gasto farmacéutico se reduce incentivando la prescripción de genéricos. En la actualidad los genéricos ocupan aún un porcentaje muy bajo y hay mucho margen para corregir esta proporción. Pero claro, aquí podrían molestarse los laboratorios multinacionales y eso de molestar a los grandes poderes económicos está vetado, es mucho mejor restringir las unidades a los pacientes, aunque sea menos efectivo.

Lo de eliminar la ayuda por nacimiento de 2500 euros, probablemente no tenga una gran repercusión. Pero en cualquier caso, demuestra que la gran preocupación demográfica que hace apenas dos meses justificaba recorte de derechos en el sistema de pensiones, no era más que fuegos de artificio.

La eliminación de la retroactividad en la resolución de las solicitudes de dependencia, se está examinando con lupa. Esta medida, como todas las demás, aparece de una forma muy confusa y no se sabe bien ni a quienes afectará ni cómo. Pero lo que si está claro es que uno de los mayores problemas que está dando la aplicación de esta Ley son los enormes tiempos que transcurren entre las solicitudes y las resoluciones. Si esta medida termina recortando en algunos casos el valor total de las prestaciones, será probablemente el más vergonzoso de todos los recortes, dirigido a aquel sector más débil de la sociedad.

El recorte de la ayuda al desarrollo es una medida, cuyos efectos negativos,  probablemente las potencias interiores de la Unión no sepan valorar. Pero en la periferia, reducir la ayuda al desarrollo significa retrasar más en el tiempo la disminución de la presión migratoria. Una presión migratoria muy mal gestionada desde la Unión que genera un drama sangriento en nuestras costas. Pero puestos a recortar, parece que todo vale.

La medida de restringir las jubilaciones parciales, es contradictoria con la activación del empleo juvenil. Complicará muchos procesos ya pactados y en marcha. Se quedarán en la calle personas que ya tienen pactado, en Expedientes de Regulación de Empleo, su salida de la empresa y su regreso como relevistas sustituyendo a jubilados parciales. Pero ya queda claro que lo importante no es que caigan mas personas en el paro, y que se reduzca la capacidad de consumo de cada vez más colectivos, sino reducir el déficit para tranquilizar a los sacrosantos mercados financieros. El capítulo de ahorro del gasto en lo concerniente a jubilaciones parciales no llegará a 100 millones de Euros, el 0,66% del programa de ajuste. Muy poco dinero para vulnerar gran cantidad de acuerdos de Diálogo Social. ¿Realmente el Gobierno incluye esta medida por motivos económicos? ¿Se incluye únicamente para devaluar el valor de la negociación y los acuerdos? Seguro que en un futuro muy próximo vamos encontrando respuestas a estas preguntas.

Todas estas medidas suponen la supresión unilateral, por parte del Gobierno, de acuerdos adoptados en el marco del diálogo social. No se trata solamente del acuerdo que fija las condiciones retributivas de los empleados públicos, firmado en septiembre del 2009. Se trata de vulnerar acuerdos que afectan a toda la ciudadanía, se incumplen los distintos acuerdos de pensiones y el mismo Pacto de Toledo. ¿Qué valor tendrán a partir de ahora los acuerdos suscritos con los Gobiernos si de un golpe pueden eliminarlos unilateralmente? ¿Es que el mercado financiero exige también la ruptura del Diálogo Social?

Las medidas de ajuste de Zapatero no solamente son injustas, son injustificadas, no están dirigidas a atajar la crisis sino todo lo contrario, y nos pondrán a todos y a todas en peores condiciones para salir de la misma.

En Canarias estas consecuencias pueden llegar a ser más perversas aún. Independientemente de que, en el caso de que solucionar la crisis siga siendo algo prioritario, debemos ir encaminando las medidas anticrisis al cambio de modelo económico, en el corto plazo no remontaremos cabeza hasta que el consumo interno tire del comercio, y hasta que recuperemos ciertos niveles de ocupación turística.

Las patronales y el Gobierno de Canarias, que cada vez están más de acuerdo en todo, se han lanzado, con inusitado entusiasmo, a jalear los recortes. Criticando, eso sí, que no se tomaran antes, y yo creo que esto es una frivolidad, y pienso también que deberían mostrar más prudencia. Estas medidas en nada favorecerán a Canarias para que recupere el consumo interno, la actividad económica y el empleo, sino todo lo contrario. Y con respecto a las aportaciones del exterior, fundamentales para la economía canaria, el hecho de reducir la capacidad de consumo de más de 11 millones de personas en el Estado, las mismas a las que les acaban de subir los impuestos indirectos, no contribuirá en nada a que lleguen más turistas a Canarias, sino todo lo contrario. Además, si reducir la capacidad de consumo es la solución en uno de los países de la Unión Europea con las retribuciones y las pensiones más bajas, lo normal, para los que defienden estas propuestas como acertadas, es que la medida se extienda por Europa, y entonces sí que lo tendremos crudo, pero bien crudo para llenar hoteles. El propio Presidente del Gobierno canario planteaba como una medida anticrisis incluir a Canarias en los circuitos de los viajes de jubilados. Él ya reconocía que estas personas no suelen realizar un gran gasto a nivel individual, pero planteaba lo interesante de captar su mercado porque como colectivo mueven una gran cantidad de turistas. Pues adiós a esta idea, ya que ante estas medidas de recorte, que afectan a la capacidad de gasto de los pensionistas, lo llevamos bastante claro para que figure entre sus prioridades viajar hasta Canarias.

De momento, con nocturnidad y alevosía, hemos recibido una agresión general que nos afecta a toda la ciudadanía y requiere, por tanto también, una respuesta general. Esta misma tarde tendremos muy buena ocasión para comenzar a responder con firmeza en las manifestaciones convocadas por CCOO, UGT y CSIF, pero debemos transmitir el mensaje de que las medidas del gobierno no solo son una agresión contra los empleados públicos, ya que afectarán a toda la sociedad.

Pedro Costeras

20 de mayo de 2010

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Festival de Resistencia de la Huelga de Televisión Canaria

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 16 Mayo, 2010 17:05

 

¡Esto sí que es! ¡Un "peazo" huelga!
Enhora buena compañeras y compañeros ¡Que "peazo" de festival!

Si lo del set de la Plaza de San Telmo me sorprendió, lo de la noche de ayer 15 de Mayo en la Plaza del Pilar fue para quedarse con la boca abierta. En 22 años de sindicalismo jamás había visto algo así.
 Les recuerdo a todas y a todos que merece la pena darse una vuelta por el Blog de las compañeras y compañeros de la Tele Canaria que están en huelga desde el día 9 de abril para exigir que la empresa vuelva a cumplir su convenio colectivo, suspendido unilateralmente por ésta. En este blog se encuentra todo tipo de información sobre esta larga lucha, todo construido con materiales muy profesionales. El enlace es:

    http://trabajadorestvcanaria.blogspot.com/

Sobre el Festival ¿Qué se puede comentar? Que organizar algo como ésto demuestra quienes son realmente la Televisión Canaria. Quienes son los que ponen el talento y la profesionalidad. Quienes son los que tienen los contactos, y los que están reconocidos por las empresas y los profesionales del sector.

Fue mucho festival. En el mejor momento, la Plaza estaba completamente abarrotada y podría haber cerca de 2000 personas disfrutando de lo linto y, en cualquier caso, bastantes más de 1000. Los chiringuitos abarrotados todo el tiempo, y eso es lo realmente importante, la recaudación seguro que ha sido espectacular. ¡Felicidades! ¡Mucho ánimo! ¡Y muchos éxitos!

Pedro Costeras.

16 de Mayo de 2010.

Categora: Opiniones, Manifestaciones, concentraciones y otros eventos . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Festival de Resistencia de la Huelga de Televisión Canaria

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 16 Mayo, 2010 16:42

¡Esto sí que es! ¡Un peazo huelga!
Enhora buena compañeras y compañeros ¡Que peazo de festival!

Si lo del set de la Plaza de San Telmo me sorprendió, lo de la Plaza del Pilar fue para quedarse con la boca abierta. En 22 años de sindicalismo jamás había visto algo así.
Les recuerdo a todas y a todos que merece la pena darse una vuelta por el Blog de las compañeras y compañeros de la Tele Canaria que están en huelga desde el día 9 de abril para exigir que la empresa vuelva a cumplir su convenio colectivo, suspendido unilateralmente por ésta. En este blog se encuentra todo tipo de información sobre esta larga lucha, todo construido con materiales muy profesionales. El enlace es: 

                                           http://trabajadorestvcanaria.blogspot.com/


Sobre el Festival ¿Qué se puede comentar? Que organizar algo como ésto demuestra quienes son realmente la Televisión Canaria. Quienes son los que ponen el talento y la profesionalidad. Quienes son los que tienen los contactos, y los que están reconocidos por las empresas y los profesionales del sector.

Fue mucho festival. En el mejor momento, la Plaza estaba completamente abarrotada y podría haber cerca de 2000 personas disfrutando de lo linto y, en cualquier caso, bastantes más de 1000. Los chiringuitos abarrotados todo el tiempo, y eso es lo realmente importante, la recaudación seguro que ha sido espectacular. ¡Felicidades! ¡Mucho ánimo! ¡Y muchos éxitos!

Pedro Costeras
CCOO

Categora: Opiniones, Manifestaciones, concentraciones y otros eventos . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Las políticas de ajuste de la Unión Europea y Zapatero, son un error.

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 12 Mayo, 2010 14:48

 

Ante las exigencias de la UE de recortar el déficit público, parece que el único debate posible es plantearse por donde recortar. Pero esto es una falacia. Hay que decirle a la Comisión Europea que hay 80 millones de pobres en Europa, que el ciclo económico no cambiará hasta que se recupere el consumo interno en los Estados miembros, y que para eso se precisan políticas presupuestarias en la dirección contraria a la que se está tomando. Se requieren medidas que estimulen el empleo con inversiones públicas, que intervengan en el sistema financiero para desbloquear el crédito, y que tiendan a la universalización de modelos fiscales más progresivos para que contribuyan con mayor esfuerzo los que más tienen.

 

Europa se equivoca como se equivocó hace dos años cuando su mayor preocupación no fue el empleo sino reducir la inflación, y aumentó los tipos de interés y los mantuvo, mientras que fuera de la zona Euro, se bajaban. Esto empeoró la situación de las familias y de las pequeñas empresas al inicio de la crisis económica agravando más aún la situación.

Tanta preocupación en 2008 por contener la inflación, que esas políticas nos llevaron a terminar el 2009 con deflación. Europa se equivocó hace dos años y se equivoca ahora, cuando prioriza satisfacer las exigencias del mercado de deuda por reducir el déficit público, y rechaza las políticas activas anticíclicas que estimulen la creación de empleo.

 

Ante esta situación, es desoladora la soledad en la que se encuentra el sindicalismo europeo resistiendo a estas políticas ultraliberales que comparten, de forma completamente intercambiable, la derecha y la socialdemocracia europea. ¿Dónde está la voz del Presidente de Turno socialista de la Unión, el señor Zapatero? ¿Por qué comparte él y toda la socialdemocracia europea esta política ultraliberal que carga el peso de la crisis sobre la clase trabajadora? ¿Por qué se ignoran las medidas que está proponiendo la Confederación Europea de Sindicatos para la implantación de un programa europeo de inversiones productivas y de empleo juvenil?

El mayor problema es el empleo y recuperar el consumo, y no, reducir la deuda pública, que debe dirigirse, precisamente, a conseguir estos objetivos. Estimular la economía de las pequeñas empresas y de las familias debe ser la prioridad, y no estimular a los mercados de deuda, especuladores a los que hay que limitar.

El sindicalismo en toda Europa, en España y en Canarias, está dando la batalla en contra de estas medidas absolutamente equivocadas. Lucha que sin lugar a dudas irá incrementando su intensidad. Mucho más después de ver como el Gobierno de Zapatero hace suyas las políticas de la derecha europea, apretando a los sectores más necesitados de la sociedad, y reduciendo las inversiones, justo cuando más falta hacen.

Las trabajadoras y trabajadores Europeos, también en Canarias, ante estas políticas ultraliberales, que nos hundirán más en la crisis, nos disponemos a resistir y a luchar, y asistimos al espectáculo vergonzoso que está dando la socialdemocracia europea compartiendo, elaborando y aplicando con inusitado entusiasmo, estas medidas equivocadas y antisociales, que solo favorecen a las economías más fuertes, y a los especuladores que causaron la actual crisis.

Pedro Costeras.

13 de mayo de 2010.

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace

Sobre medidas anticrisis, y lucha de clases

pedrocosteras.canarias.ccoo.es | 06 Mayo, 2010 22:04

 

Cuando las organizaciones empresariales y los sectores ultraliberales dejen de empujar para buscar soluciones a la crisis intentando rebajar el despido y las cotizaciones a la Seguridad Social, en definitiva, intentando rebajar el trabajo. Cuando dejen de utilizar la crisis para ganar posiciones, a partir de ese momento seguro que resultará más fácil buscar verdaderas soluciones a los verdaderos problemas.

 

Según ellos, para crear más empleo hay que despedir más barato, y esto lo plantean, sin ningún rubor, en la Comunidad Autónoma con los costes salariales y los despidos más baratos, y donde más se ha despedido de todo el Estado. 

España es uno de los Estados miembros de la UE15 donde es más fácil y más barato despedir, por eso es el país donde más se ha despedido. Así que ya está bien con las rebajas del trabajo como  solución absoluta y universal, esto es una falacia, y no por repetirla más veces será más cierta.

 

El mayor problema de las pequeñas empresas, de las microempresas, que son más del 90% de las que hay en Canarias, no es el valor del despido, sino el acceso al crédito. Se requiere tomar medidas sobre la banca, que ha recibido enormes cantidades de dinero público, que sigue repartiendo beneficios escandalosos, y que sigue teniendo a las pequeñas empresas y a las familias con el crédito cortado. El Gobierno Central tiene que ser más decidido, no para fastidiar aún más la capacidad de consumo de la clase trabajadora, como le pide toda la derecha y los empresarios, sino para intervenir directamente y hacer fluir el crédito. Las pequeñas empresas lo piden como agua de mayo, aunque sus organizaciones empresariales tengan otras cosas de las que hablar.

 

No hay forma de salir de la crisis sin crédito, y sin políticas presupuestarias que se comprometan a mantener la protección social, y a reactivar la actividad económica incrementando las inversiones públicas. Estas inversiones generan puestos de trabajo directos, pero aún muchos más indirectos, al generar demanda a su alrededor y, además, bien planificadas, pueden contribuir a diversificar el modelo económico, que buena falta hace.

Mantener la protección social es imprescindible. Tenemos actualmente más de 70.000 parados en Canarias que no reciben prestación económica alguna, y es necesario un esfuerzo para apoyar a las familias trabajadoras que peor lo están pasando.

Con relación a esto, las políticas del Gobierno de Canarias son absolutamente equivocadas. En el momento actual la deuda pública debe servir para  estimular la actividad con inversiones, mantener los servicios públicos y la protección social. Por tanto, que los presupuestos de Canarias de 2010 lleven el déficit público al límite máximo y, por otra parte, reduzcan las inversiones, paguen a los funcionarios menos de lo acordado, recorten la partida de servicios públicos esenciales, como sanidad y enseñanza, y no cumplan con sus obligaciones en materia de protección social, no tiene sentido

Buena voluntad no ha faltado para acordar medidas anti-crisis, pero éstas deben ponerse en práctica todas ellas. Incumplir el Pacto Social por la Economía y el Empleo dotando mal la partida correspondiente a la Prestación Canaria de Inserción, poniendo tan solo 17 millones donde debe haber al menos 100, es un gesto político que aleja al Gobierno de Canarias de los más débiles, y si el Gobierno se aleja de los más débiles, se aleja de la clase trabajadora y también de sus representantes.

Pedro Costeras.

6 de Mayo de 2010.

Categora: Opiniones . Comentario: (0). Retroenlaces:(0). Enlace